EXPOSITORES

 Los aretes que adornan sus orejas 
nos indican la necesidad de saber escuchar,
de poner atención a la Sabiduría.
Resulta imprescindible que reflexionemos en el
esfuerzo que se requiere para poder escuchar
la voz de la consciencia, aquella que todos
podemos dar fe de haber escuchado; voz que
nos guía pero que de forma mediata o inmediata
tendemos a callar cuando nos dejamos
llevar por nuestros miedos, por nuestro amor propio,
nuestras justificaciones, nuestras disculpas,
lujurias, odios, codicias, etc.

Si deseas exponer tu producto llámanos

Llámanos