LUGARES SAGRADOS PARA REALIZAR CEREMONIAS -ESPIRITUALIDAD-
El mundo maya cuenta con principios espirituales transmitidos de forma oral y práctica que son el legado de los abuelos y abuelas originarios que habitaron los pueblos que cubrieron la faz de la tierra, desde sus inicios como hombres y mujeres de maíz según el pop wuj, libro sagrado de los mayas.
El pueblo maya no cuenta con muchos dioses como se pretende señalar, o que realiza sacrificios para el contento de múltiples dioses como lo presentó el conquistador y etiqueto de brujería las practicas ancestrales, al no poderlas comprender, así como satanizo los códices mayas, llevando a la destrucción casi total la historia del pueblo maya, grande por su conocimiento y su interrelación con el cosmos, la madre naturaleza y los elementos que la componen.
Hasta los tiempos modernos, el ser humano no maya, no ha logrado comprender la ideología, espiritualidad, usos y costumbres, formas de agradecimiento, aplicación de justicia, lectura y escritura, del pueblo maya, y se ha dejado arrastrar por el estudioso que sin mucho conocimiento ha escrito la historia de los mayas.
En Guatemala existen 22 pueblos mayas, que componen el gran pueblo que pervive en la tierra del Quetzal, denotando en sus ceremonias el alto agradecimiento al ajaw por la vida, los alimentos, la salud, el agua, el aire, los animales, por el tiempo, las cosechas, el matrimonio, los hijos, cada cual en su lugar y en su momento y su espacio.
Lugares sagrados que existen y que interactúan con el pueblo maya
• ABAJ TAKALIC,
• NIM´AJAY,
• IXI´MCHE,
• SAQ´ULEW
• KUKULKAN
• PUL´CHICH
• XUAN´NOJ
• TEP´EPUL
Los altares sagrados son visitados por el pueblo maya no importando la etnia a la que pertenezca, en un sin fin de ocasiones los habitantes que ofrendan realizan su viaje con mucha antelación y con mucha fe en el ajaw (Dios) teniendo que transitar por muchos kilómetros para llegar al lugar señalado para ofrendar su ceremonia sagrada, para el maya el esfuerzo y el sacrificio, es parte del agradecimiento que presenta al gran ajaw, ukux kaj, ukux ulew, (Dios, corazón del Cielo y el corazón de la Tierra).
En el mundo maya existen tres niveles de altar sagrado, siendo estos utilizados de acuerdo a la necesidad o al tipo de agradecimiento del que presenta su ofrenda.
Primer nivel: altares sagrados con mayor fuerza, antigüedad, sumamente lejanos, y utilizado por los abuelos ancestrales
Segundo nivel: altares sagrados que cuentan con mayor accesibilidad y se han convertido en centros turísticos, han perdido fuerza pues las ceremonias sagradas son privadas y no publicas, razón principal por lo que se instalaron en segundo nivel.
Tercer nivel: altares que se encuentran en casa de habitación de los sacerdotes mayas.
Los niveles a los que se refiere el anterior texto no son de carácter público, solo lo razona el misionero y de acuerdo a lo que se tenga que realizar o la intención de la ceremonia es el lugar al que hay que visitar.

El fuego sagrado está presente en todos los momentos que el maya tiene que realizar sus consultas, acuerdos, consensos, y es a quien pide la sabiduría para brindar mejor opinión, pues el fuego sagrado es el que denota la presencia del ajaw. Hoy aun se realiza como lo practicaron los abuelos y las abuelas en tiempos ancestrales.